A pesar de que el mensajero usualmente realiza llamadas antes de o al momento de hacer la entrega, puede que no lo hagan y en vez decidan llamar a la puerta, y si no encuentran nadie en casa, te enviarán un SMS y un empleado de la compañía de mensajería te llamará para gestionar el incidente.

Siempre que sea posible, sugerimos proporcionar una dirección laboral o de algún lugar en donde haya alguien presente para firmar el recibo.